De dónde vienen y hacía dónde van los dueños de los medios en Colombia en la cobertura del proceso de paz

Los tallos que descienden del árbol genealógico de los medios colombianos, tienen en común que van hacia una raíz de familias o grupos empresariales que marcaron y marcan, la vida política de Colombia.

Este es el recuento de donde nace el interés de estos cuatro diarios emblemáticos en Colombia (dos de los cuales, El Tiempo y el País, concentran el 44% del volumen económico de la prensa escrita) a la hora de pararse frente a la cobertura del proceso de paz.

El Tiempo

El accionista mayoritario de este diario es el colombiano Luis Carlos Sarmiento Angulo, uno de los hombres más ricos de América Latina, quien compró el 55% de la Casa Editorial El Tiempo, al Grupo Planeta.

Sin embargo, el diario es dirigido por los ex accionistas mayoritarios, la familia Santos, quienes tienen una histórica relación con el partido Liberal. Uno de los fundadores de El Tiempo fue Eduardo Santos, ex presidente de la república.

En la actualidad, su sobrino y ex subdirector del diario, Juan Manuel Santos, es presidente de Colombia, mientras que el director del Tiempo es Roberto Pompo, quien es esposo de Juanita Santos, hija de otro fundador del periódico, Hernando Santos.

Esta familia es una de las más conocidas de la elite política colombiana.

El Colombiano

Periódico antioqueño más leído en Medellín, es propiedad de la familia Gómez Martínez. El padre de la dinastía es Fernando Gómez Martínez, quien primero compró el diario y después fue alcalde de la ciudad de Medellín, gobernador del departamento de Antioquia y canciller de la república por el partido conservador.

Su actual director, Juan José Martínez, forma parte de “Fuerza Progresista del Coraje” grupo del partido conservador, donde comparte liderazgo con Fabio Valencia Cossio, dirigente histórico de la fuerza en Antioquía y ex asesor de Álvaro Uribe Vélez.

Además, Juan José al igual que su padre, fue alcalde de Medellín y gobernador de Antioquia, cargo para el que intentó volver a presentarse el año pasado pero fue derrotado.

El País de Calí

Es propiedad de los Lloreda Caicedo, familia que también es conocida en el departamento por tener importantes negocios en otras ramas. Se fundó cuando Álvaro Lloreda Caicedo era alcalde de Calí porque “los dos periódicos de la ciudad le habían volteado la espalda”, según sus propias palabras.

Su hijo, Rodrigo Lloreda Caicedo, continúo sus pasos en el partido conservador al ser designado gobernador del Valle del Cauca entre 1968 y 1970, heredó “la curul de su padre” en el senado. Además fue ministro de Educación en el gobierno de Julio Cesar Turbay, de Relaciones Exteriores en el periodo de Belisario Betancurt, y de Defensa de Andrés Pastrana. Fue candidato presidencial por el Partido Conservador (1990).

En tanto que el nieto de la familia, Francisco José Lloreda (el doctor “Quico”) es Alto Consejero Presidencial para la Convivencia y Seguridad Ciudadana bajo la actual presidencia de Juan Manuel Santos, integrante de una familia con una larga historia en el Partido Liberal. Además fue ministro de Educación de Andrés Pastrana y ex candidato a la alcaldía de Calí.

Por otra parte, su tío, Álvaro José Lloreda, y primo, Jorge Alberto Lloreda Garcés, fueron condenados por el delito de estafa agravada debido a un desfalco al Estado que llegó a 3 billones de dólares. En el escándalo están involucrados empresarios, pensionados de una empresa rematada (Puertos de Colombia) por el gobierno de Cesar Gaviria y funcionarios públicos de la alcaldía de Calí, distrito político fuertemente relacionado con los Lloreda.

El Espectador

Este diario es propiedad del grupo Santo Domingo, dueño además de Caracol TV, Blue radio y la revista Cromos. El grupo fue fundado por el difunto Julio Mario Santo Domingo (familia de la aristocracia de Barranquilla) quien convirtió a la cervecería Bavaria en su principal fuente de ingresos.

A partir de esta empresa, monopólica en su sector, el grupo se diversificó hacia otras áreas como aerolíneas, bancos, compañías de seguro, petroquímicas, turismo, energía, reforestación, inversiones inmobiliarias y agroindustria, entre otras.

En la actualidad tiene el control del consorcio Valorem, grupo que administra todas las empresas del grupo. Las más conocidas son Avianca, Cines Colombia y Bavaria. Además representa al holding en Sab Miller, la segunda cervecería a nivel mundial, donde es uno de los accionistas más importantes.

Lo que compró Julio Mario Santo Domingo, fue prácticamente el nombre, porque el diario fundado por Fidel Cano Gutiérrez en 1887, para trabajar “en bien de la patria con criterio liberal y en bien de los principios liberales con criterio patriótico”, ya había sucumbido a diferentes atentados.

“La tenaza económica” aplicada por Jaime Michelsen Uribe y el Grupo Grancolombiano, en 1982, el asesinato del entonces director Guillermo Cano Isaza, el 17 de diciembre de 1986, el bombazo que acabó con su instalaciones, el 2 de septiembre de 1989, son sólo algunos de los hechos que terminaron con uno de los principales diarios de Colombia.

Los medios colombianos articulan sus intereses y mensajes como claros voceros de lo que piensa el gobierno del proceso de paz, ya que sus propietarios tienen claros nexos con quienes son los responsables de manejar el Estado colombiano.

Es que no por nada no hay mejor defensa que un buen ataque, y no hay mejor alfombra que la que tapa…lo que no se debe ver.

Investigación análisis365

Print Friendly