‘A toda Vida Venezuela’ iniciará en 79 municipios con altos índices delictivos

La nueva Misión anunciada por el presidente Hugo Chávez, pretende reducir las cifras de criminalidad, que en Venezuela se ubican por sobre el promedio latinoamericano, a través de un programa integral de prevención y sanción del delito.

Cuando se habla de inseguridad en Venezuela, se entra en un terreno altamente politizado, más aún si la referencia se hace en un año electoral. Pero cifras más cifras menos, los índices de criminalidad son alarmantes, ya sea que vengan de informes oficiales, de la oposición o de organizaciones no gubernamentales.

Según lo indicara el propio ministro de Interior y Justicia, Tarek El Aissami, en el informe presentado ante la Asamblea Nacional a comienzos de año, la tasa oficial de asesinatos en el país es de 48 por cada cien mil habitantes, sobrepasando el promedio latinoamericano. A pesar de algunas reducciones puntuales en los índices delincuenciales, el promedio nacional sigue siendo preocupante.

Es por ello que el presidente de la república, Hugo Chávez, anunció una nueva Misión a ser implementada en todo el territorio nacional, enfocada esta vez a enfrentar de manera estructural el problema de la inseguridad y tendrá por nombre “Misión A toda vida Venezuela”.

Se trata de un plan macro de seguridad que apunta a combatir la inseguridad desde todos sus ángulos y para ello incluirá en su lanzamiento, previsto para el mes de junio, la presentación del nuevo Código Orgánico Procesal Penal, además de la aprobación de recursos para el Plan de Municipalización de la Justicia y el inicio de experiencias de mancomunidades de policías municipales.

El presidente Chávez dijo que la nueva Misión se enfocará, inicialmente, en los 79 municipios con mayor incidencia delictiva en el país, pero aún no se conoce a que entidades se refiere puntualmente.

El carácter integral de la misión estará dado por los seis vértices que la componen, tanto en la prevención como en la sanción del delito: “Prevención integral y convivencia solidaria; fortalecimiento de los órganos de seguridad ciudadana; transformación del sistema judicial penal y creación de mecanismos alternativos de resolución de conflictos; transformación del sistema penitenciario; sistema nacional de atención a las víctimas; y creación y socialización de conocimiento para la convivencia y la seguridad ciudadana”.

Entre las medidas inmediatas que se ejecutarán con la nueva Misión, está la refundación del CICPC, que se dedicará especialmente a la investigación criminal y no a cumplir funciones de policía general; las funciones de medicina y ciencias forenses serán asignadas a un instituto autónomo dependiente del Ministerio de Relaciones Interiores. En tanto, los agentes de la policía judicial serán sometidos a pruebas psicotécnicas y entrenados en el uso progresivo y diferenciado de la fuerza.

Principal atención se pondrá en la identificación y detención de los implicados en los delitos de homicidio y secuestro. También se plantea la construcción de nuevas cárceles con capacidad máxima para 800 personas, como forma de hacer frente al hacinamiento que actualmente existe en los recintos penitenciarios.

El marcaje de las armas, que ya se comenzó a implementar, es otra de las medidas concernientes a la misión “A toda vida Venezuela”, ya que hasta ahora las armas y municiones utilizadas por los organismos de seguridad del Estado no tenían ninguna identificación para poder diferenciarlas de las utilizadas por el hampa común. Se comenzará ahora a marcar las municiones y a auditar las armas de los cuerpos de seguridad.

El plan dispone la creación de un Sistema Nacional de Víctimas de Violencia Grave Intencional, según informó el ejecutivo nacional, el cual llevará a cabo un registro de las personas que han sido víctimas y un sistema de asignaciones en dinero para sobrevivientes de la violencia grave intencional.

Para la aplicación y ejecución de la nueva misión, cada estado deberá crear una secretaría técnica y una sala situacional para monitorear el comportamiento delictivo. Así mismo, en cada municipio deberán trazarse circuitos de patrullaje para el incremento de la presencia policial en horas nocturnas.

Simultáneamente se plantea la extensión de la cobertura del sistema telefónico 171, la instalación de cámaras de vigilancia en los espacios públicos de mayor concurrencia de los municipios considerados ‘prioritarios’ por sus índices delictivos y en las vías rápidas más importantes del país.

El programa tendrá un órgano superior centralizado bajo la coordinación general del presidente de la república y estará conformado por el vicepresidente, los ministros de Relaciones Interiores y Justicia, Defensa, Servicio Penitenciario, Juventud, Comunas y Protección Social, Educación, Cultura, Deportes, Mujer e Igualdad Social, Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, y la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad (UNES).

La Misión A toda vida Venezuela, tendrá el reto de concretar el inconcluso proceso de reforma policial del año 2006 y revertir la infortunada conclusión que se desprende de las cifras delincuenciales, y es que la criminalidad parece resistente al crecimiento económico y a la reducción de la pobreza en Venezuela.

Redacción análisis365

Print Friendly