Entrevista al embajador de Haití en Venezuela

Alrededor de 20 mil son los haitianos que viven actualmente en Venezuela, luego de una inmigración que aumentó considerablemente a partir del terremoto de 2010 que azotó la nación antillana. Para ahondar sobre la situación de esos migrantes y del escenario post terremoto, análisis365 conversó con el embajador de Haití en Venezuela, Leslie David.

A365: ¿Cuál ha sido la participación de Haití en el proceso de liberación en América Latina?

LD: Sinceramente a veces me duele cuando hablo con un colombiano, un venezolano o un ecuatoriano sobre Haití y dicen: “sí, sabemos que hubo un terremoto y que es un país pobre”, pero nunca les hablaron de la historia de Haití.

Mi país fue una potencia en 1800. Como se sabe, en el 1806 Petion brindó ayuda tanto a Miranda como a Bolívar, en armas, hombres y barcos para que vinieran a liberar los países hermanos de Suramérica y  lo único que Petion pidió  a cambio era que no hubiera más esclavitud.

La revolución Haitiana fue una de las más importantes del mundo, es una lástima que haya países que están más lejos y saben más la historia de Haití que los mismos países de América del Sur. Sin embargo en Venezuela, hay una persona que se dio cuenta y que sabe de la importancia de los aportes de Haití, es el presidente Hugo Chávez. Lo he oído decirlo en la tele, incluso cuando lo del terremoto, él dijo “vamos a ayudar Haití, porque tenemos una deuda con él”. Él mismo lo sabe, si no fuera por la ayuda de Haití, la independencia quizás no hubiera sido tan rápida o tan eficaz.

Otra cosa muy importante es el 12 de Marzo de 1806, cuando Miranda salía de Bahía de Jacmel, que es un departamento en Haití. Él venía a Venezuela a luchar contra los españoles y dijo “tenemos que tener una bandera”. Lo que hizo fue tomar la bandera Haitiana, que es rojo y azul, y sumarle el amarillo para tomarla como bandera de combate. Todo el mundo no sabe que la bandera de Venezuela fue creada en Haití en la bahía de Jacmel.

La fuerza haitiana no era para atacar o para reprimir, sino para ayudar. Por eso Petion dijo “te voy a dar hombres, militares y armas, para liberar a los esclavos, liberar a toda América Latina”, pero no estaba pidiendo nada a cambio, solo liberar a los esclavos.

Por eso me gustaría que los suramericanos valoraran más la participación de Haití. Por suerte algunos líderes empezaron a entender lo que hizo Haití, aunque llegó un poco tarde, pero se está comenzando a comprender la importancia de Haití en relación a Suramérica. En el caso del presidente Hugo Chávez, siempre le he dicho gracias. Es el que está diciéndoles a las personas la importancia que tiene Haití y la revolución haitiana para la independencia de América Latina.

A365: ¿Cómo pasa Haití de esa posición que usted refiere, de potencia militar para la libertad, a la situación que vive actualmente?

LD: Sinceramente yo pienso que estamos pagando algo, porque cuando logramos nuestra independencia Francia hizo que los demás países no reconocieran a Haití. Éramos un país encerrado, no se dejó que nadie hiciera comercio con nosotros. Es algo increíble lo que pasó. Tenían que enfrentar a un pueblo negro en boca de todo el mundo, un pueblo que había vencido sin clemencia la fuerza armada imperial de aquel tiempo: Francia, España y los ingleses. Ellos eran las potencias y estaban en África, en América, interviniendo en muchos países. Fue por eso que no nos dejaron desarrollarnos. Y comenzaron, además, a llevarse todo nuestro oro, nuestro café, nuestro azúcar, todo lo que teníamos. Nos pusieron en una situación económica tan difícil, que impidió nuestro desarrollo.

A365: El terremoto fue un momento en la historia de Haití que conmovió a toda América y que nos confrontó con la realidad de ese país. ¿Qué ha pasado desde esa catástrofe hasta ahora?, ¿Se ha cumplido con las ayudas prometidas a Haití?

LD: Después del terremoto del 2010, muchos países habían ofrecido ayuda, muchos organismos internacionales, muchas cosas burocráticas, sin embargo la situación ahora no está como esperábamos. Con toda la fuerza que dijeron que nos iban a apoyar, pensé que a esta altura después de 2 años, íbamos a tener un país por lo menos con el 50% de su construcción.

Hay países que han dado algunas cositas, pero lo han hecho a través de ONG. Cuando tú lo haces por esa vía, por ejemplo, si das 100 millones, 75 van para las ONG, para comprar carros, casas y pagarse, y de los 25 millones que quedan, ya casi no queda nada.

Pero hay otros países en cambio que sí han aportado lo que habían dicho, países como Cuba, que ha ayudado con el tema del cólera, con los médicos, que han ayudado con lo que dijeron que iban a ayudar, con los CDI (Centros de Diagnóstico Integral). Países como Venezuela, que han ayudado con casas, carreteras, petróleo. Países como Brasil, Argentina, algunos países que nunca han estado tan cerca de Haití y sin embargo sí han ayudado, como Suecia, Australia, España, Francia.

Otro ejemplo es que luego del terremoto perdimos el hospital más grande de la capital y nos dijeron que iban a reconstruirlo, pero hasta ahora nada. Sólo pobreza. Quizás es por la mala voluntad o por la burocracia, pero hasta ahora nada.

Estados Unidos también ha dado su parte, pero quizás porque han pasado por otras organizaciones que no se siente el aporte, el gobierno y el pueblo no sienten la ayuda. Pero ahora tenemos un nuevo presidente, tenemos un primer Ministro y un canciller que están retomando el tema. Ahora se está haciendo de forma diferente, las ayudas tienen que pasar por vía del gobierno. Ahora se empiezan a ver frutos de algunas cosas, porque hace poco el presidente empezó a inaugurar nuevas escuelas y dijo en su campaña que la educación en Haití debe ser universal.  La constitución dice que todos los niños tienen que ir a la escuela, pero eso nunca se ha visto en Haití.

Ahora con el gobierno del presidente Michel Martelli es que se está haciendo eso, la gente lo siente. Mira que cumplió un año en el gobierno el 14 de Mayo, y ya mandó un millón doscientos mil niños a la escuela, entonces eso sí es algo que se siente.

Algo bueno en la situación actual de los haitianos es que el presidente es una persona apolítica, estudió música y tuvo mucho corazón con los más pobres, porque era un músico famoso que se vendía bien. Es quizás por eso que está haciendo muchas cosas sociales, porque es una persona que ya había tocado dinero, ya vivía bien, no viene a ver por primera vez un buen carro.

Los políticos tradicionales no pudieron responder a los problemas sociales, pero él con su corazón, con su deseo de ver a su país más bonito, está haciendo muchas cosas, eso con la ayuda de Venezuela que nos está apoyando mucho con el tema de la construcción y el tema de Petrocaribe. Ese es un apoyo fundamental para nosotros.

A365: Está surgiendo en América Latina un nuevo contexto de integración en el que Haití está presente. ¿Cuál es el rol de Haití en ese mapa de reconstrucción que estamos viviendo?

LD: Haití, a pesar de la situación en que estamos ahora, siempre ha querido jugar  un papel activo en la zona. Haití está en el Caricom y en ese contexto, con 11 millones de habitantes, Haití sigue siendo una potencia.

Ahora el tema de la reconstrucción es bueno para todos, bueno para Haití, bueno para América Latina, pero es bueno además cuando tú vas a cualquier lugar y sabes que tienes respaldo, Brasil te respalda, Argentina te respalda, Chile, Venezuela. Es por eso también que la CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) viene muy bien, porque hay muchas resoluciones de ayuda sinceras que han llegado a Haití, y estas han sido por la CELAC, han sido por UNASUR (Unión de Naciones Suramericanas) y por el ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América).

Todo eso es muy importante y Haití va seguir jugando un papel de líder. Y a pesar de que hemos tenido muchos problemas, hemos ido avanzando. La primera dama, por ejemplo, tiene un programa que se llama ‘Abajo el hambre’ para que todos los niños que van a la escuela tengan al menos un plato fuerte de comida al día.

Es por eso que digo que es bueno que nosotros podamos responder en bloque, unidos a las preguntas que hacen por nosotros. Que América Latina tome su propio rumbo, somos todos caribeños, somos todos latinos, entonces es mejor que nosotros decidamos juntos para enfrentar lo que haya que enfrentar.

A365: Quisiéramos hablar de la situación de los inmigrantes haitianos en Venezuela. ¿Qué censo tienen ustedes como embajada de la cantidad de haitianos que están aquí?, ¿Cuál es la situación en que viven esos haitianos?

LD: Antes del terremoto había un promedio de 15 mil haitianos aquí en Venezuela, un día llegaron mezclados entre estudiantes y trabajadores, pero después del terremoto el presidente Chávez dictó un decreto para legalizar a todos los haitianos que estaban aquí y que pudieran recibir socialmente lo mismo que cualquier trabajador, por eso es que ahora son alrededor de 20 mil, incluso los estudiantes que están residenciados aquí.

Empezamos  una semana de la cultura haitiana, porque el 18 de mayo es el día de la bandera haitiana. Tenemos actividades en la Universidad Bolivariana con todos los estudiantes haitianos y es algo muy interesante porque empezamos a unirnos, antes eso no existía.

Si te das cuenta en la calle están los vendedores de helados, casi la mayoría son haitianos o colombianos, pero ellos también se sienten ahora identificados, antes ellos estaban aquí ilegales, no tenían papeles, pero después del terremoto con la gentileza del presidente, todos los haitianos son legalmente reconocidos. Y yo pienso que, comparando con otros países en los que he estado, la situación de los inmigrantes haitianos aquí es bastante cómoda. Ellos tienen de todo aquí, pueden ir a un CDI y no tiene que pagar por eso, ellos han recibido lo mismo que cualquier venezolano, sus situaciones son bastante cómodas.

Por lo menos en la embajada, en la sección consular no hemos recibido queja como de maltrato, ni nada de esas cosas, yo pienso que ellos están aquí, siempre va haber un problemita, es normal, cuando uno vive donde están los hombres existirá algún problemita entre uno y otro. Pero en sí, ellos no tienen problemas con las autoridades venezolanas, nunca hemos recibido ninguna queja por ningún abuso de la autoridad, nada de eso.

A365: Precisamente le consultamos por ese trabajo de heladeros al que muchos haitianos en Venezuela se dedican. Se puede pensar que están en una situación de indefensión en términos laborales, se habla mucho de que es un ‘trabajo esclavo’ ¿Qué sabe usted del trabajo y la situación de esos haitianos en particular?

LD: Yo te digo que ellos se ven, pero hay haitianos aquí que están haciendo muchas otras cosas, haitianos que son profesores de universidad, hay pintores, artistas, ingenieros, haitianos que están en todo aquí. Yo pienso que ellos (los vendedores de helados) no se sienten maltratados, yo creo que se han respetado sus derechos. Antes es posible que haya sido distinto, pero después del terremoto, con la decisión que tomó el presidente Chávez, que dijo que socialmente ellos tenían que ser legalizados y recibir todos sus beneficios igual que cualquier  venezolano, yo pienso que la cosa ha cambiado.

El haitiano de nacimiento es un poco ligero, si ellos se sintieran maltratados se habrían rebelado, iban a hablar e iban a decir lo que tienen que decir. Una de las cosas que tiene el haitiano es que le gusta trabajar, donde quiera en cualquier país, el haitiano no tiene fama de ladrón, tiene fama de trabajador, de hacer cualquier trabajo. A los haitianos les gusta ser respetados y por eso digo que si ellos se sintieran molestos por algún asunto, seguro iban a reclamar porque somos rebeldes de nacimiento.

A365: ¿Cómo es el proceso de acompañamiento o apoyo por parte de la embajada al haitiano que llega a Venezuela y que quiere acogerse a los beneficios y reconocimientos decretados por el presidente Chávez?, ¿Qué se les garantiza, la ciudadanía?

LD: No es ciudadanía, es la residencia o visa de transeúnte, para que puedan trabajar. El presidente lo hizo por la situación que estaba viviendo Haití luego del terremoto. También lo hizo el presidente Correa en Ecuador.

Otra cosa que he escuchado es que la gente no se acoge a eso, pero es muy importante. Cuando ellos llegan aquí, porque el pasaporte haitiano obligatoriamente tiene una duración de 5 años, ellos tienen que venir a la embajada. Nosotros tenemos todos los datos. Casi siempre que llega un haitiano a Venezuela tiene un contacto aquí, tienen apoyo de grupos y de algunas organizaciones de haitianos organizados.

A365: ¿Qué organizaciones hay puntualmente?

LD: Hay organizaciones de estudiantes, hay organizaciones de haitianos que están aquí, hay algunas de unos pastores que están organizados. Hay veces por cuestiones de idiomas cuando la embajada quiere pasar una información, tenemos que acudir a ellos para que la entreguen más fácil y más rápido. Entonces ellos también apoyan tanto a los haitianos que vienen aquí a trabajar, como a los estudiantes. Con respecto a los estudiantes es más fácil porque tienen una beca especial que les provee de comida, los ayuda con el alojamiento, algo de viáticos cada mes, es una beca completa.

A365: ¿Cómo es la inmigración haitiana a Venezuela en términos del ingreso al país?, le preguntamos en comparación con la colombiana o ecuatoriana, por ejemplo, pues una gran parte entra de forma ilegal.

LD: Yo pienso que para entrar ilegalmente tiene que ser en barco, pero no puede ser cualquier barco, tiene que ser uno muy grande, pero casi siempre los haitianos que vienen son los haitianos que han solicitado visa o viene de turismo, miran la cosa y deciden si se van a quedar. Pero por los caminos verdes, no que tenga conocimiento, casi todos los problemas de inmigración que hemos tenido, nos han llamado de Maiquetía o del aeropuerto de Valencia. Casi todos entran legal.

A365: Usted nos hablaba del espíritu trabajador del haitiano, que es reconocido por su trabajo y que en Venezuela tiene  diferentes desempeños, pero para la retina de la gente lo más común, lo más cercano es el tema de los heladeros haitianos. ¿Tiene usted algún conocimiento de cómo es esa situación laboral o esa forma de trabajo del haitiano en Venezuela?

LD: He hablado con ellos, hay veces voy al parque de Altamira y hay algunos que son amigos míos, hablo con ellos para preguntarles cómo están, cómo se sienten. De ellos ninguno me ha dicho que se siente desafortunado, que se siente abusado. Incluso les he preguntando a ellos mismos qué es mejor, trabajar en lo del helado o en la construcción. Ellos responden que vender helados les viene mucho mejor, que dependiendo de cómo vaya la cosa, pueden ganar al final de mes 3 mil, 4 mil o 5 mil bolívares. Algunos pueden ayudar a su familia, incluso CADIVI (organismo de regulación de divisas en Venezuela) les da la oportunidad de enviar hasta 300 dólares mensuales para su familia. Ellos dicen que con ese trabajo pueden tener un buen sueldo, yo pienso que ellos se sienten bien.

Investigación análisis365

Print Friendly